Ventajas de tomar helado Runakay con la llegada del frío - RUNAKAY

Ventajas de tomar helado Runakay con la llegada del frío

Quien impuso que el helado es un producto de verano no tenía ni idea de cómo disfrutar la vida. Por eso en Runakay nos saltamos los patrones establecidos para crear nuestras propias reglas. Así que sí, básicamente esto es un listado de excusas para comer helado toooodo el año:

  1. Olvídate de que se te derrita el helado porque eso ¡ya no pasará! Podrás disfrutar de tu tarrina gigante durante toda la película e incluso terminarte la última temporada de tu serie favorita. Claro, eso si no te la acabas antes porque sabemos que los Runakay son irresistibles.
  2. Tú y tus amigos cantando vuestra canción a todo pulmón en mitad del festival, las noches de playa haciendo simplemente nada o las rutas infinitas de montaña por el pueblo. El helado Runakay resucita y rememora los mejores momentos de tu verano como si fuera un flashback para todos los sentidos.
  3. Sorprende a todos tus comensales. Rara vez tus invitados en invierno se van a esperar que incluyas en tus postres, meriendas o almuerzos helado Runakay. Pero eso sí, estamos seguros de que va a ser una auténtica alegría para todos.
  4. Tus tarrinas correrán menos peligro en el congelador. Sí, compartir es vivir, pero a veces nos gustaría disfrutar un poquito más de nuestro placer más intenso. ¿Quién no vive con alguien que se pasa todo el día de viaje en viaje al congelado a por un poquito de helado? Pues en invierno esto no te pasará ya que nadie espera que siga habiendo helado Runakay en el cajón.
  5. Y lo más importante, alargar ese momentito de placer los 12 meses del año. Porque un caprichito nunca viene mal a nadie y tu sabor favorito ha sido creado expresamente para hacerte feliz.